Especialistas en Terapia de pareja

Nuestro objetivo como profesionales es la de poder ayudar a la pareja a que puedan resolver sus conflictos dentro de la relación.

La pareja se caracteriza por un vínculo afectivo profundo entre dos personas y por la intención de compartir un proyecto de vida en común.

Es un vínculo complejo, formado por la individualidad de cada miembro, cada uno con su personalidad e historia personal, así que es natural que surjan conflictos.

Cuando la pareja tiene la capacidad de gestionar y resolver sus desacuerdos a través de una buena comunicación y de la comprensión recíproca, es una pareja que crece y se fortalece.

Cada pareja cambia, crece y se desarrolla en el tiempo, da y genera otra vida, así que se necesita el compromiso de ambos para seguir sintiendo satisfacción y realización en su relación.

Este compromiso, para muchas parejas, genera satisfacción y bienestar. En cambio, hay momentos y etapas de la vida, en los cuales pueden prevalecer dificultades e incomprensiones, que, si se reiteran y se acumulan en el tiempo, deterioran la relación de pareja generando crisis y conflictos.

Varias son las modalidades con las cuales la pareja expresa su conflictividad: hay parejas que se caracterizan por discusiones frecuentes y por una comunicación agresiva (a nivel verbal, o, en los casos más dramáticos, también física), otras que ponen en acto un distanciamiento emocional, evitando las discusiones con la esperanza de mantener una buena relación formal, el resultado sin embargo es la de un mayor distanciamiento llegando, en algunos casos, a dejar de comunicar.

En cualquier caso, en las crisis de pareja suele darse un mecanismo psicológico particular: cada uno considera que el otro es el responsable de la situación de tensión que se ha creado, cada uno, piensa tener la razón.

Para mejorar una relación de pareja, es necesario que cada uno comprenda las propias responsabilidades en haber contribuido a generar la situación de tensión.

¿Por qué una terapia de pareja?

Para empezar y desarrollar de la mejor manera una terapia de pareja, ambos miembros tienen que estar motivados y  dispuestos a hacer cada uno su trabajo de introspección, asumiendo cada uno sus responsabilidades con respecto a la crisis de pareja. No es un proceso sencillo, pero si existen estos presupuestos, el proceso de cambio ya ha empezado.

En la terapia de pareja es muy importante trabajar la comunicación y la empatía. En las sesiones de terapia ayudamos a introducir cambios en el estilo de comunicación para aprender a saber escuchar y expresar sentimientos y pensamientos, teniendo en cuenta los de la otra persona.

El proceso terapéutico se centra entonces en ayudar a la pareja a manifestar de forma asertiva  el propio estado de ánimo y las propias necesidades.

El objetivo de la terapia de pareja es que puedan aprender a gestionar y resolver sus conflictos de forma eficaz y guiarlos a realizar los cambios necesarios para mantener una relación más satisfactoria.

Cuando es útil hacer una terapia de pareja

Los motivos para hacer una terapia de pareja son variados:

  • Dificultad de comunicación (comunicación muy conflictiva, distancia emocional).
  • Discusiones frecuentes.
  • Problemas personales de un miembro de la pareja (depresión, ansiedad, adicciones, crisis de pánico, duelo no resuelto, etc...).
  • Dificultad relacionadas a la educación y gestión de los hijos.
  • Problemas sexuales.
  • Infidelidad.
  • Dificultades con respecto al proceso de separación.

Psicólogos expertos en terapia de pareja te ayudaran a resolver tus dificultades. Este tipo de intervención es muy útil para resolver la crisis, para encontrar juntos un equilibrio nuevo y para aprender a nutrir el vínculo afectivo para vivir la relación de manera más constructiva y  satisfactoria.

Así mismo, podemos ayudarles a gestionar una separación, en los casos en los cuales el mismo proceso de separación sea muy conflictivo y doloroso tanto para la pareja que para los hijos.