ciberacoso

¿Qué es el ciberacoso?

Ciberacoso, formas, consecuencias, prevención y más

El ciberacoso, según UNICEF, es el acoso o intimidación que se lleva a cabo a través de internet y diversas plataformas digitales, incluyendo servicios de mensajería, redes sociales y juegos en línea, utilizando teléfonos móviles, laptops y otros dispositivos electrónicos. También se conoce como acoso cibernético, y en inglés se denomina «cyberbullying» En el ciberacoso, el acosador busca amedrentar, enojar y humillar a otra persona, que es la víctima.

El ciberacoso presenta ciertas características distintivas. En primer lugar, puede ocurrir en cualquier momento, ya que se lleva a cabo a través de plataformas en línea, lo que significa que el mensaje de acoso puede llegar a la víctima sin importar su ubicación física. Otra característica importante es que puede ser perpetrado de manera anónima, ya que, al ser una actividad virtual, los acosadores pueden utilizar cuentas falsas, lo que hace que sea difícil rastrear su identidad. Además, el ciberacoso se difunde fácilmente debido a la popularidad de las aplicaciones de redes sociales y a la velocidad de la comunicación en línea, lo que aumenta su impacto.

Es crucial tener en cuenta que el ciberacoso a veces se confunde con bromas, especialmente en entornos adolescentes e infantiles. Sin embargo, una broma deja de serlo cuando comienza a afectar a la persona que la recibe, lo que puede hacer que esa persona se sienta herida, afectada o incómoda.

¿Cuáles son las formas del ciberacoso?

El ciberacoso puede darse mediante la mensajería instantánea ya sea por las redes sociales, aplicaciones de mensajería o juegos en línea, todo medio de comunicación por redes es usado.

Algunas formas de ciberacoso consistes en:

  • Difundir en las redes sociales mentiras, historias falsas y/o fotografías vergonzosas.
  • Enviar mensajes hirientes y/o amenazas.
  • Enviar mensajes violentos haciendo uso de cuentas falsas.
  • Incentivar a otras personas a no aceptar y no incluir en el grupo al acosado.

¿Cuáles son las consecuencias del ciberacoso?

La víctima de ciberacoso puede experimentar una sensación abrumadora de que no existe escape, que la persecución es constante y que ningún lugar es seguro, ni siquiera su propio hogar.

Algunas consecuencias se manifiestan en

  • En el ámbito mental y emocional, la persona acosada puede experimentar una variedad de emociones como preocupación, tristeza, impotencia, vergüenza, soledad, desesperanza, ansiedad y enfado. Estas emociones pueden llevar a una pérdida de motivación e interés, resultando en un aislamiento social, retraimiento y dificultades de concentración.
  • En cuanto a las manifestaciones físicas, la víctima puede experimentar fatiga, dolores de estómago y cabeza, palpitaciones y problemas para conciliar el sueño.

Estos síntomas pueden estar asociados a la depresión y ansiedad que la víctima de acoso puede sentir a consecuencia de sentirse vulnerable como objeto de la burla o acoso. Es importante considerar que el ciberacoso puede incluso afectar tanto a la víctima que esta puede considerar al suicidio como recurso final de solución, así como el consumo de sustancias.

Los padres pueden identificar el ciberacoso observando cambios en el comportamiento de sus hijos, como el aislamiento social. En ocasiones, las víctimas de ciberacoso evitan asistir a la escuela y muestran alteraciones en su estado de ánimo. Esto puede resultar en dificultades de aprendizaje, ya que la falta de concentración puede afectar su rendimiento académico.

Acciones para la prevención del ciberacoso

  1. Educación sobre ciberacoso: Informa a tus hijos sobre el ciberacoso no solo para prevenirlo, sino también para enseñarles cómo gestionar su presencia en línea. Destaca la importancia del trato respetuoso y el uso de mensajes positivos para fomentar un ambiente en línea saludable y amigable.

  2. Supervisión de la actividad en línea: Mantén un ojo atento a los mensajes que tu hijo envía y recibe en las redes. Las primeras experiencias en línea son fundamentales para establecer pautas y enseñar el uso adecuado de Internet en el futuro.

  3. Establecimiento de normas: Impone reglas para garantizar un uso responsable de las redes. Estas normas son esenciales para evitar la sobreexposición o incluso la adicción a las redes sociales.

  4. Conexión emocional: Fomenta una conexión sólida con tus hijos desde temprana edad. Participa en diversas actividades que fortalezcan el vínculo entre padre e hijo, lo cual puede mejorar la comunicación y la confianza a largo plazo. Ser el adulto de confianza para tu hijo es de vital importancia.

logoweb

Redactado por:

Psicólogos especialistas en Reus, Tarragona.

Especialistas en Hipnosis Clínica EMDR y Terapias de Tercera Generación

Separa una cita con nuestros Psicólogo en Reus y Tarragona.

Encuéntranos en calle Joaquim Santasusagna 18. O reserva tu cita online.
Somos un consultorio psicológico autorizado por la Generalitat de Catalunya

con Nº E43735510.

Te ofrecemos terapias psicológicas de alta eficacia.