trastorno de desregulación emocional en niños

Señales del trastorno de desregulación emocional

Trastorno de desregulación emocional en niños

¿Has oído del trastorno de desregulación emocional? Este es conocido también por sus siglas en inglés TDDEA y es un trastorno que generalmente afecta a niños y adolescentes; aunque también pueden encontrarse casos en adultos.

Pese a que el trastorno existe desde hace mucho tiempo, un dato interesante sobre él es que recién ha aparecido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) desde 2013. Si bien en el manual no se establece un tratamiento específico para este trastorno, sí se abordan los síntomas y señales que permiten su diagnóstico.

 

En esta publicación, te contamos más acerca de qué es el TDDEA, sus causas, síntomas y tratamiento.

TDDEA ¿qué es?

El TDDEA se define como un trastorno de salud mental que puede afectar a niños, adolescentes o adultos. Las personas afectadas por este trastorno generalmente tienden a estar enojadas gran parte del tiempo e incluso a tener episodios de rabietas ante hechos sin importancia. En otras palabras, las personas afectadas no tienen la capacidad de controlar los sentimientos que estos hechos les suscitan.

TDDEA causas

Si bien las causas de este trastorno no son claras, los psicólogos han descubierto una serie de factores que podrían desencadenar su aparición; por ejemplo:

El temperamento de la persona

Aquellas personas que tienen un comportamiento difícil, son irritables, tienen ansiedad o un estado de ánimo apagado son más propensas a padecer este trastorno.

Factores de riesgo asociados al TDDEA

Por este lado, nos encontramos con aspectos como problemas de disciplina, generalmente mostrados en el ámbito escolar. Además, conflictos familiares, poco apoyo de los padres, hostilidad parental o abuso de sustancias.

Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo síntomas

Con relación a los síntomas de la desregulación disruptiva del estado de ánimo, podemos mencionar los siguientes:

a. Arrebatos intensos: 

Las personas que padecen TDDEA experimentan arrebatos emocionales desproporcionados e intensos con una frecuencia de tres o más veces por semana. Estos arrebatos suelen ser desencadenados por situaciones aparentemente triviales o sin importancia.

b. Persistencia en el tiempo: 

Los arrebatos emocionales característicos del TDDEA deben repetirse durante un período de tiempo igual o mayor a 12 meses para que se pueda diagnosticar el trastorno. Esta persistencia en los episodios emocionales es uno de los criterios clave para el diagnóstico.

c. Irritabilidad y enojo crónico: 

La persona afectada por TDDEA experimenta un estado de ánimo crónicamente irritable o colérico. Esta irritabilidad es un rasgo predominante durante la mayor parte del día y afecta su funcionamiento general en diferentes ámbitos de la vida, como en casa, la escuela o el trabajo.

d. Dificultades en el entorno: 

Además de los episodios emocionales y el estado de ánimo crónico, las personas con TDDEA tienen dificultades para funcionar de manera adecuada en su entorno familiar, escolar o social. Estas dificultades pueden manifestarse en problemas de relación con familiares, amigos o compañeros de clase, lo que afecta su desempeño y bienestar en general.

TDDEA en niños

El Trastorno de Desregulación Emocional, TDDEA, suele ser detectado comúnmente en niños con edades comprendidas entre los 6 y 10 años. Durante esta etapa, los síntomas característicos, como los arrebatos intensos y la irritabilidad crónica, pueden ser más evidentes debido a los desafíos propios del desarrollo infantil.

Es importante destacar que el TDDEA puede tener una evolución variable en cada niño. Algunos pueden experimentar una mejora significativa en su regulación emocional a medida que crecen, lo que lleva a una disminución en la frecuencia e intensidad de los arrebatos emocionales. Sin embargo, en otros casos, el trastorno puede persistir o incluso empeorar durante la adolescencia.

Durante la adolescencia, las manifestaciones del TDDEA pueden cambiar y dar paso a otros síntomas, como la aparición de depresión o ansiedad. Es común que los adolescentes enfrenten una mayor presión social y académica, lo que puede influir en la expresión de sus emociones y su capacidad para regularlas adecuadamente.

Los cambios hormonales y el proceso de desarrollo cerebral también pueden influir en la forma en que el TDDEA se manifiesta en la adolescencia. Es posible que los adolescentes tengan una mayor conciencia de sus emociones y, al mismo tiempo, tengan dificultades para gestionarlas de manera saludable.

Es fundamental que los padres y cuidadores estén atentos a cualquier cambio en el comportamiento o estado de ánimo de los niños y adolescentes con TDDEA. Si bien algunos cambios son esperables en el proceso de desarrollo, una persistencia de síntomas problemáticos o la aparición de nuevos síntomas pueden requerir intervención y apoyo profesional.

Trastorno de desregulación emocional, diagnóstico

Para diagnosticar el Trastorno de Desregulación Emocional, los niños o adolescentes deben someterse a una evaluación psicológica para distinguirlo de la irritabilidad típica de la edad. Los padres suelen acudir al pediatra o psicólogo infantil para exponer el comportamiento del menor y, a partir de esta información, el profesional evaluará el caso, identificará el problema y ofrecerá recomendaciones para el siguiente paso a seguir.

Tratamiento del TDDEA

En cuanto a cómo se trata el TDDEA, los psicólogos en Reus, y el resto del mundo, usan enfoques terapéuticos empleados en otros trastornos infantiles, como la terapia cognitivo-conductual, la terapia dialéctica conductual para niños, entre otros. Además del tratamiento psicológico, es esencial que los padres colaboren estrechamente con el médico de sus hijos para tomar decisiones de tratamiento que sean más adecuadas y beneficiosas para ellos. La participación activa de los padres en el proceso terapéutico puede ser clave para el progreso y la mejora del bienestar emocional del niño o adolescente afectado por el TDDEA.

 

Si sospechas que tu hijo padece trastorno de desregulación emocional, te invitamos a contactar con nuestra psicóloga infantil en Reus. Agenda una cita ahora y déjanos ayudarte a mejorar la calidad de vida de tu hijo. La detección temprana y el tratamiento adecuado pueden marcar la diferencia en el bienestar emocional y mental de su hijo a largo plazo.